En México y supongo en la mayoría de los países, las banquetas sirven para dar espacio a postes, registros de luz, árboles; pero principalmente para señalar el camino de los peatones y evitar accidentes.

La primera vez que vine a Japón me sorprendí al encontrar que únicamente las avenidas tienen banqueta, el resto de sus calles sólo tienen una línea que muestra el área peatonal.

¿Qué?

Estas líneas que delimitan el paso en las calles son bastante estrechas pero finalmente siguen siendo seguras pues los límites máximos de velocidad para los automóviles en este tipo de calles es de 30 kms por hora y, aunque no hay topes, el diseño de las calles obliga al conductor a bajar la velocidad de su automóvil dando relativa confianza al peatón.

Les voy a confesar que aunque ya llevo algunos años viviendo en Tokyo, aún no logro acostumbrarme al 100% con estas “banquetas” y sigo caminando con precaución.